Hacia un Sistema Nacional de Salud Libre de Homo-lesbo-trans-bifobia (2010 a la fecha)

En el entendido de que más allá de los avances legales, aún persisten barreras en el acceso a la salud, en coordinación con el Estado, la Universidad de la República y con apoyo de la Cooperación Internacional, el Colectivo viene realizando diversas campañas. Las mismas van de la mano del trabajo de sensibilización y capacitación que realiza dirigido a estudiantes, profesionales y equipos de salud, con el objetivo de lograr que todo el sistema de salud sea inclusivo de la diversidad sexual, y que no se divida a la comunidad LGBT en servicios exclusivos. La sistematización de toda la experiencia, que inicialmente se llamó “Centros de Salud Libres de Homofobia”, puede encontrarse en la sección documentos del colectivo.

La campaña gráfica de promoción de salud consiste en folletos que visibilizan las necesidades sanitarias de la población LGBT, pensando en que dicha población pueda usar los servicios de la mejor forma. Se denomina “Al fin un folleto que me habla”, dado que previo a la existencia de estos folletos informativos no existían materiales similares en el país. Junto a esta campaña, y respetando su estética, se lanzó una serie de afiches, destinados a hacer más amigable el ambiente de los servicios de salud, con frases como “Sacá a tu salud del closet: Consultá abiertamente a tu equipo de salud” y “Aquí felicitamos a todas las familias donde manda el amor”. Esta última cuenta además con imágenes alusivas a una diversidad de arreglos familiares.

También el el marco del proceso de trabajo se elaboró el audiovisual “¿Cuál es la diferencia?”, que muestra cómo incorporando algunas preguntas en la consulta, inclusivas de la perspectiva de diversidad sexual, pueden obtenerse resultados diferentes. Es decir que de la entrevista a un/a mismo/a usuario/a pueden obtenerse dos resultados diferentes, que lleve a diagnósticos y tratamientos que pueden no estar atendiendo a las necesidades particulares de esa persona.