Discriminación NEWS Bar

Jul 11, 2017 | Comunicados

NEWS Bar – Montevideo

Sra. Gabriela de Souza Montero

Atte.

El pasado viernes 7 de julio uno de nuestros compañeros del Colectivo vivenció un episodio de discriminación basado en su orientación sexual en el boliche News.

En el correr de la noche la persona mencionada estuvo dándose besos con otro chico, al igual que muchos de sus pares heterosexuales que también se encontraban en la fiesta. En un momento determinado decide ir al baño, dejando al otro chico esperando a la salida de los mismos. Inmediatamente después de entrar a uno de los cubículos individuales (vale aclarar que los mismos tienen cierto grado de visibilidad tanto desde abajo como desde arriba de la puerta), uno de los responsables del baño se acerca por encima de la puerta, comentando que «no puede estar haciendo “eso”».

Ante la confusión, nuestro compañero pregunta qué es exactamente lo que no puede estar haciendo, ya que los inodoros están pensados para orinar, lo que estaba intentando hacer hasta que uno de los trabajadores del boliche lo interrumpe. En ese momento, el responsable insiste en que “eso” (que nunca quedó explicitado) no se podía hacer y que se retirara del cubículo. Nuestro compañero se niega a hacerlo, ya que necesitaba terminar lo que había ido a hacer: orinar. A partir de ahí el responsable del baño busca a otro trabajador del boliche para que ambos le sigan insistiendo en que se retire del cubículo, forzándolo a salir para luego en la puerta del baño comunicar que «no volviera a entrar».

Ante las demostraciones públicas de afecto con una persona de su mismo sexo en las que quedó evidenciada la orientación sexual de nuestro compañero, desde el Colectivo Ovejas Negras queremos manifestar nuestra preocupación por el carácter homofóbico de este episodio. La suposición de que por estar besándose con otro varón, necesariamente fuera al baño a realizar algo no permitido, encierra un pensamiento prejuicioso y discriminatorio; ya que el resto de los varones en la misma situación (con la diferencia de estar besándose con mujeres), no recibieron el mismo trato, ni fueron sujetos de la misma sospecha.   La insistencia y el maltrato ejercido hacia el compañero reafirma que la homofobia aún sigue latente y vigente en la vida cotidiana de las personas.

Repudiamos profundamente todo intento por legitimar estas prácticas excluyentes y abusivas, episodios de discriminación basados en orientación sexual, identidad de género y/o identidad sexual. En particular queremos manifestar nuestro compromiso por las demostraciones públicas de afecto entre personas del mismo sexo, invisibilizadas e intimidadas por algunas personas que no manifiestan los mismos reparos cuando se trata de parejas heterosexuales, que pueden desarrollar este tipo de prácticas sin ningún tipo de desamparo o posibilidad de verse violentados. Basta de discriminar, basta de violencia machista y basta de cerrarle las puertas a las manifestaciones de amor entre parejas no heterosexuales.

Estamos hartas y hartos de escuchar este tipo de historias. Hartas y hartos de escuchar gente que vive con miedo, reprimida o en el clóset solo por ser quienes son. Todas y todos deberíamos tener derecho a sentirnos felices, aceptadas/os y seguras/os en una sociedad. Por eso mismo es importante no callar y hacerle frente a estas situaciones. Para que algún día, quizás, podamos todas y todos vivir libres y sin violencia.

Por último, partiendo del marco normativo contra las incitaciones y los actos de discriminación establecido por el Código Penal (artículo 149 bis y 149 ter), entendemos que las soluciones reales a estos problemas no se logran aplicando lógicas punitivistas, sino apostando a la capacidad de diálogo y concientización sobre estos temas. Por este motivo, deseamos solicitarles una reunión con la finalidad de profundizar este intercambio y considerar acciones conjuntas para que este tipo de situaciones no vuelvan a repetirse. Pongámosle fin a las prácticas de segregación homofóbicas ejercidas de manera recurrente por empresas abiertas al público.

Colectivo Ovejas Negras

(Montevideo, 1º de mayo de 2018)